Autoridades de seguridad adscritas a la Unidad Departamental de Prevención #14 (UDEP-14), participaron en una reunión con personal de COPECO para establecer un Plan de contingencia y evitar la caída de Puente Bailey ubicado en la aduana de Agua Caliente, por lo que a partir de este miércoles quedó prohibido el paso por dicho puente.

Esta construcción se encuentra en riesgo inminente de derrumbarse debido a las lluvias registradas en el occidente del país, que han provocado deslizamientos de tierra y derrumbes que han debilitado su soporte.

Entre los aspectos más destacados de dicho encuentro, se creó la Policía Nacional para brindar apoyo a las instituciones que conforman el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (SINAGER) para desarrollar una estrategia efectiva para la atención inmediata del problema y evitar que las personas utilicen el puente.

Asimismo, promover el trabajo preventivo a través de los medios establecidos para que los ciudadanos que transitan y habitan en sectores cercanos eviten cruzar este puente, a fin de salvaguardar su vida y la de sus familiares.