El tercer día del juicio contra Juan Orlando Hernándezacusado de narcotráfico en el Tribunal del Distrito Sur de Nueva Yorkcontinúa este jueves 22 de febrero con la declaración de Alejandro Ardóncapo confeso y ex alcalde de El paraiso, Copán.

Explosivo testimonio de “Chande” en el segundo día de juicio

“Chande”, como también se le conoce, subió al estrado ayer al finalizar la jornada judicial, por lo que sólo pudo responder a algunas preguntas formuladas por la Fiscalía.

Entre sus afirmaciones está que ayudó “política y económicamente” Juan Orlando Hernández, dándole un millón de dólares en una sola reunión y más dinero en reuniones posteriores, a cambio de protección e inmunidad. Dijo que “El Chapo” Guzmán También donó dinero a las campañas de JOH.

También mencionó que trabajó directamente con uno de los hermanos del acusado, Juan Antonio Hernándezcondenado a cadena perpetua por tráfico de drogas.

Y entre las pruebas mostradas por la Fiscalía había una fotografía en la que aparece Juan Orlando Hernández con Hugo Ardón, hermano de Alejandro. La defensa del imputado tendrá la oportunidad de interrogar a “Chande” para intentar que declare algo que beneficie a Juan Orlando Hernández.

JOH protegió cargamentos de droga: Fiscalía

El exgobernante hondureño, quien fue capturado en Honduras el 15 de febrero de 2022 y luego extraditado a Estados Unidos el 21 de abril de ese mismo año, enfrenta la justicia estadounidense que lo acusa de tres graves delitos relacionados con actividad de la droga.

La acusación detalla que desde 2004, hasta aproximadamente 2022, la ex presidente hernandez participó en una conspiración corrupta y violenta de narcotráfico para facilitar la importación de cientos de miles de kilogramos de cocaína a Estados Unidos.

JOH, según investigaciones de los fiscales de Nueva York, “recibió millones de dólares para utilizar su cargo público, las fuerzas del orden y el ejército para apoyar a organizaciones narcotraficantes en Honduras, México y otros lugares”.

Según la Fiscalía, Hernández Alvarado protegió a algunos de los mayores narcotraficantes del mundo, incluido su hermano y exdiputado del Congreso Nacional de Honduras, Juan Antonio “Tony” Hernández Alvarado.

El acusaciones indican que JOH proporcionó información militar y policial confidencial a los narcotraficantes para ayudarlos a transportar toneladas de cocaína a través de Honduras con destino a los Estados Unidos; ordenó a miembros de la Policía Nacional y del Ejército de Honduras proteger los cargamentos de droga mientras transitaban por Honduras.

Dinero de la droga para campañas políticas

La grave acusación critica que Hernández “como congresista, luego presidente del Congreso Nacional y, finalmente, presidente de Honduras por dos mandatos, supuestamente recibió millones de dólares en ganancias de cocaína que utilizó para enriquecerse, financiar sus campañas políticas y cometer actos electorales. fraude mientras “el pueblo de Honduras soportó condiciones de pobreza y violencia desenfrenada”.

Asimismo, el Departamento de Justicia señala que Hernández se asoció con el exlíder del Cártel de Sinaloa, Joaquín Guzmán Loera, alias “El Chapo”, entre otros individuos. Agrega que, en 2013, mientras JOH hacía campaña para convertirse en presidente, aceptó aproximadamente $1 millón en ganancias del narcotráfico de parte de Guzmán Loera.

El expresidente también se asoció con el capo hondureño (ya condenado) Geovanny Fuentes Ramírez. Entre las pruebas de la Fiscalía se encuentran grabaciones (videos, audios y testimonios) de reuniones entre Hernández y Fuentes Ramírez, quienes lo sobornaron para obtener protección y seguridad para sus actividades de narcotráfico.

Cargos de peso contra JOH

Cargo detallado I: conspiración para importar una sustancia controlada a los Estados Unidos desde un lugar fuera de los Estados Unidos, así como fabricar y distribuir una sustancia controlada con la intención y el conocimiento de que dicha sustancia sería importada ilegalmente a ese país. Asimismo, fabricar, distribuir y poseer con intención y distribuir una sustancia controlada a bordo de una aeronave registrada en los Estados Unidos. (Conlleva una pena mínima de 10 años)

Cargo detallado II: Usar o portar armas de fuego, ayudar e instigar el uso, portar y poseer armas de fuego, a saber: ametralladoras y dispositivos destructivos durante y en conexión con, o posesión de armas de fuego, incluidas ametralladoras y dispositivos destructivos para promover el uso de narcóticos. conspiración de importación de la cual se le acusa en el cargo uno de la acusación sustitutiva y complicidad en la misma. (conlleva una pena mínima de 30 años)

Cargo detallado III: Conspiración para usar o portar armas de fuego, incluidas ametralladoras y dispositivos destructivos, durante y en relación con, o poseer armas de fuego, incluidas ametralladoras y dispositivos destructivos, en promoción de una conspiración para la importación de narcóticos. (conlleva una pena máxima de cadena perpetua)

Los escenarios para Juan Orlando

Juan Orlando Hernández, de ser declarado culpable de los tres cargos que le acusa la Fiscalía de Nueva York, podría ser condenado a cadena perpetua (cadena perpetua), la misma pena que cumple su hermano “Tony” Hernández en la árida y enigmática prisión de Victorville, ubicada en las afueras de Los Angeles, California.

En un escenario no tan favorable y por lo implacable que ha sido la justicia estadounidense con los narcotraficantes hondureños procesados, Hernández Alvarado recibiría una sentencia larga y que por su avanzada edad equivaldría a una cadena perpetua.

En otra posibilidad impensable, JOH sería liberado sólo si su equipo de abogados logra distorsionar la enorme cantidad de pruebas que los fiscales estadounidenses presentarán ante el juez Kevin Castel.

Desfile de narcotraficantes como testigos

Junto a Juan Orlando, el exdirector del Policía Nacional de Honduras, Juan Carlos “El Tigre” Bonilla, y el exoficial Mauricio Hernández Pineda, pero se declararon culpables en vísperas del histórico juicio y conocerán sus sentencias en mayo y junio de 2024, respectivamente.

No se descarta que, durante el juicio a Juan Orlando Hernández, tanto “El Tigre” como Hernández Pineda se unan a declarar contra el expresidente, buscando reducir sus penas, en una clara negociación con la Fiscalía.

Luego del testimonio de Alexander “Chande” Ardón, exalcalde de El Paraíso, Copán, en el segundo día del juicio, se espera que otros narcotraficantes hondureños, ya condenados en Estados Unidos, testifiquen contra el expresidente Hernández.

En la lista de posibles testigos se encuentran: Fabio Lobo (hijo del expresidente Porfirio Lobo Sosa), Devis Leonel Rivera Maradiaga (exlíder de “Los Cachiros”), Víctor Hugo Díaz Morales, alias “El Rojo” y el guatemalteco Fernando Chang Monroy.