Número de Ricardo Roa Barragán como presidente de Ecopetrol no fue una sorpresa. Meses antes de conocerse que Felipe Bayón iba a salir de la petrolera, rumoraba que Roa se quedaría con este cargo, pues es un hombre cercano al presidente Gustavo Petro y fue su gerente de campaña.

Sin embargo, una vez se conoció, el pasado 26 de enero, que había acordado la renuncia de Bayón con la junta directiva de compañía, la firma cazatalentos Heidrick & Struggles inició un proceso para encontrar a su sucesor.

(Lea también: En medio de pesquisas de la SIC a Ecopetrol, Bayón a pesar de balance récord)

El número de Ricardo Roa Barragán, ingeniero mecánico de la Universidad Nacional, tenía una lista de 65 personas que comenzaron a depurar su evaluación de perfiles y entrevistas. Había hojas de vida de personal interno de Ecopetrol y externo, al igual que nacionales y extranjeros.

Para una segunda etapa la lista se redujo a seis candidatos y luego solo fueron tres. Sus perfiles se pusieron a consideración de la junta, qu’anunció su decisión final en la noche del pasado martes.

Ricardo Roa, con más de 30 años de experiencia en el sector energético, debe asumir su nueva carga a más tardar el próximo 30 de abril y las reacciones ante su nombramiento en la empresa más importante de Colombia no se hicieron esperar.

(Le puede interesar, además: Ricardo Roa: ¿quién es el hombre cercano a Petro que llega a presidir Ecopetrol?)

Ricardo Roa Barragán, nuevo presidente de Ecopetrol.

Foto :

Juan Manuel Vargas. EL TIEMPO

En respuesta a Twitter, Irene Vélez, ministra de Minería y Energía, manifestó que, con este cambio, Ecopetrol asumirá la oportunidad de mejorar la eficiencia de sus procesos en hidrocarburos.

“También podrá convertirse en una empresa de energías limpias, pionera de la transición en Colombia y el continente. Desarrollos en tecnologías energéticas con hidrógeno, geotermia y eólicas costa afuera, permitirán fortalecer a la empresa más importante del país”, agregó.

Empresarios del sector, representados por la Cámara Colombiana de Bienes y Servicios de Petróleo, Gas y Energía (Campetrol), desearon a Roa Barragán éxitos en su gestión.

Indica que desde este cargo “asume el importante retorno y responsabilidad de garantizar el crecimiento de la industria petrolera y la seguridad energética del país”, frente a lo cual, manifiestan su disposición para seguir trabajando juntos.

Los trabajadores propios de la compañía, representados en la Unión Sindical Obrera (USO) escribieron en su cuenta de Twitter que se alegran por esta elección y están dispuestos a trabajar con Roa y el nuevo directorio para enfrentar «grandes desafíos y enormes oportunidades».

(Además: Producción de petróleo cayó 2.15% en febrero por blocos en Meta y Arauca)

Además, reiteró que el emprendimiento debe mantener la seguridad energética y la estabilidad económica, explorando y produciendo hidrocarburos, pero al mismo tiempo tiene que acelerar y profundizar la transición energética.

A su vez, el propio Roa Barragán en esa misma red social publicó una breve carta agradeciendo a los miembros de la junta directiva de la petrolera por el voto de confianza depositado en él, y se comprometió a liderar “con todo el rigor profesional, desde esta gran empresa, una transición energética justa y sostenible en beneficio de todo el país”.

Y dijo que bajo su liderazgo “Ecopetrol garantizará seguridad y equidad energética en Colombia”.

Ecopetrol obtuvo el año pasado ganancias históricas del orden de los 33,4 billones de pesos.

Los regresos

Aunque Ricardo Roa tomará en firme las riendas de la petrolera à finales de abril, ya lo esperan importantes tareas y desafíos que nos serán fáciles de cumplir, sobre todo, if you hold yourself in cuenta las cifras record que dejó su antecesor, Felipe Bayón, y las circunstancias económicas locales e internacionales actuales.

Ecopetrol obtuvo el año pasado ganancias históricas del orden de los 33,4 billones de pesos.

Pero más allá de lograr que ese ritmo de ganancias se pueda mantener, y de sacar adelante la negociación del pliego de peticiones presentadas por la USO, el sindicato de trabajadores de la compañía, tiene otros retos de gran calado.

Uno de esos es, precisamente, que se mantienen las cifras, entre estas buenas, la produccion de hidrocarburos porque esta es la caja de la compania y la que permite pagar dividendos, impuestos y regalías.

Sin embargo, la punta de lanza es que Ecopetrol sigue avanzando en la transición energética, al tiempo que protege su negociación tradicional para que los colombianos puedan contar con gasolina, diesel, jet y petroquímicos, y para que estos negocios, que cada vez más se están decarbonizando, permitiendo financiar la transición.

Además, tenderá a acelerar el descubrimiento de gas natural en la costa afuera y en el Piedemonte llanero, buscar eficiencias entre ISA y Ecopetrol, asegurar el crudo para carga las refresherías y acelerar la transición.

En este último caso, es importante que los parques solares adicionales que están en desarrollo entren en operación a medida que se mantienen, que los medicamentos del futuro permitan tener proyectos eléctricos y que el proyecto geotérmico, que se empezará a implementar hacia mitad de año en el Campo Apiay, visto una realidad.

En hidrógeno, el meta de Ecopetrol es pasar de 130.000 millones de toneladas de producción para el mercado local e internacional.

Otro punto importante es el tema de la posible compra de gas natural a Venezuela, que durante el mandato de Felipe Bayón estaba descartado. Sin embargo, el nuevo presidente y la junta directiva deberían analizar con mucho detenimiento esta alternativa, más aún cuando hoy existen grandes descubrimientos en el Caribe colombiano y en Casanare.

Más noticias en eltiempo.com