ISLAS DE LA BAHÍA, HONDURAS.- Entre las quejas por no haber recibido atención médica en un hospital privado de la zona, un joven embarazada fallecido en horas de la mañana de este miércoles en el municipio de RoatánIslas de la Bahía.

La lamentable joven fue identificada como Fabiola Chirinos, quien, según el relato de su afligido esposo, comenzó a sentirse mal desde muy temprano en su casa.

Vuelos desviados y suspendidos en aeropuerto Ramón Villeda Morales por capa de humo

La pareja de la joven indicó que su esposa comenzó a sentirse mal por la mañana, pero se negó a acudir a un centro asistencial; Sin embargo, minutos después sufrió una hemorragia que la dejó en grave estado.

“Ella tenía bastante dolor, entonces vine y le di una pastilla (para el dolor menstrual), se la tomó tranquila y luego le pregunté si quería ir al hospital, me dijo que no, que siempre Tenía dolores cuando le llegaba la regla, entonces se fue a bañar”, comenzó narrando el viudo con la voz entrecortada.

“Entonces vinieron mis hijos diciendo que llevaba un rato llorando en el baño, entonces me acerqué a ella y me dijo que se sentía muy débil y hablé con la vecina para que viniera a ver cómo estaba. Cuando abre la puerta vemos que está tirada con mucha sangre, así que como pude agarré una sábana y la levantamos y la subimos al auto de la vecina”, agregó.

Posteriormente, el hombre contó que llevaron a su esposa a un centro de atención privado; Sin embargo, allí se negaron a atenderla alegando falta de sangre en el banco de sangre, por lo que tuvieron que llevarla a otro centro privado donde lamentablemente falleció.

“Me dijeron que no la podían atender, que no había sangre, entonces la llevamos de regreso y la subimos al auto y cuando íbamos a las paradas el auto se apagó, no había auto, no había luz, entonces mi vecino y yo corrimos al aeropuerto a detener la ambulancia y le dijimos que mi esposa se estaba muriendo y aquí la atendieron (hospital privado)”, explicó.

Copeco anuncia formación de depresión tropical para los próximos cinco días

Recibió atención oportuna, dicen las autoridades

Luego del duro relato del esposo de la joven fallecida de 23 años, Adalberto Mejía, jefe regional de salud en Roatán, informó que la joven fue internada en una clínica privada con la que el Ministerio de Salud tiene un convenio.

El funcionario afirmó que la fémina recibió atención oportuna, sin embargo, falleció debido a que había perdido mucha sangre.

“La mujer salió de su casa ya con sangrado vaginal buscando atención médica y llegó a un hospital privado, que no tiene relación con nuestros servicios, buscando ayuda y en este lugar la enviaron al hospital donde sí tenemos convenio para brindarle atención. .” , describió el jefe regional.

“Ingresó al hospital de Cemesa a la 1 de la madrugada, la atención fue oportuna”, dijo el funcionario.

Mejía señaló que están consternados por el fallecimiento de la futura madre a pesar de las gestiones realizadas en la clínica con la que el sistema de Salud tiene convenio.

Desmienten que temperaturas lleguen a los 44 grados centígrados este jueves