TEGUCIGALPA, HONDURAS.– El calidad del aire no ha cambiado mucho en el territorio nacional desde que la Secretaría de Estado en las Oficinas de Gestión de Riesgos y Contingencias Nacionales (Copeco) alertas emitidas.

Aunque en algunos momentos parece despejar el espacio y reducir la contaminación, los incendios forestales que se desatan en los alrededores de la ciudad vuelven a modificar el nivel.

En el caso específico del Distrito Central, el gobierno adoptó la medida de teletrabajo para reducir la circulación de vehículos en horas pico y eso ha provocado que este martes el cielo luzca un poco menos gris, pero sin lograr reducir la capa de humo sobre la ciudad.

Esperan que las lluvias lleguen al Distrito Centro a mitad de semana

La capa de humo se extiende por varias zonas del país, pero el Distrito Central, conformado por Tegucigalpa y Comayagüela, es el municipio más afectado, según el mecanismo de medición de la contaminación del aire IQAir, aunque este resultado es el mismo en otros sitios web. como aqicn.org, etc.

Para que nuestros lectores puedan monitorear la calidad del aire en tiempo real, proporcionamos el siguiente mapa a continuación:

Capa de humo y contaminación continúa afectando a Tegucigalpa

Durante las primeras semanas de enfrentar esta severa contaminación, según informes de la Alcaldía Municipal, el nivel de contaminación del aire osciló entre 201 y 300, influenciado por partículas (PM1, PM2.5, PM10), «altamente nocivas», que llevó a las autoridades a tomar las primeras medidas como levantar alertas en el Distrito Central y posteriormente en todo Francisco Morazán. Posteriormente se extendieron a otros departamentos del país.

El Ministerio de Educación también instó a sus profesores y alumnos a quedarse en casa, aunque luego suspendió la medida, alegando que muchos niños estaban mejor protegidos en las escuelas que en sus hogares y que muchos de ellos dependían de la merienda escolar para sobrevivir a diario. .

Asimismo, el Ministerio de Salud ha recomendado medidas preventivas como evitar salir de casa, mantener puertas y ventanas cerradas, utilizar mascarillas KN95 y proteger los ojos de la contaminación.

Copeco ha advertido que esta condición atmosférica no cambiará a menos que comiencen a caer las primeras lluvias, que se esperan para mediados de esta semana o la próxima.